El día después de Zapata

El día después de Zapata

La muerte del ilustre venezolano conmocionó a todos sus compatriotas.

El viernes seis de febrero del 2015 amanecía como cualquier día. Miles de venezolanos salían disparados a sus rutinas personales, hasta que la noticia que se esparcía inexorablemente por las redes sociales, Pedro León Zapata había fallecido esa madrugada.

El resto de ese seis de febrero el tema era materia obligada a lo largo y ancho de Venezuela, con diferente intensidad en cada ciudadano, pero con una tristeza común que era innegable. La presencia de Pedro León Zapata era una constante visual que para muchos podía llegar a pasar desapercibida, pero que desde el momento en que se confirmó el deceso de este talentoso artista, el eco de su ausencia retumbo en cada persona.

A sus 85 años, la carrera de Zapata era una interminable sucesión de imágenes que inundan el imaginario del venezolano. Desde el gigantesco mural de cerámica en la ciudad de Caracas–que lleva por nombre “Conductores de Venezuela”-, pasando por libros de su autoría hasta llegar a sus épicas caricaturas. Pedro León parecía convertir todo lo que tocaba en arte, y cada compatriota de este hombre oriundo de La Grita, estado Táchira convivía con directa o indirectamente con el genio de este hombre.

El descanso llega para este hombre quien siempre mantenía una visión aguda de la situación de su tierra, y por sobre todas las cosas de sus compatriotas. Sus ilustraciones se convirtieron en un reflejo del sentimiento del pueblo venezolano. Su partida inesperada deja un vacío inmenso en esta tierra de gracia, que sin su presencia pierde un tesoro que va más allá de lo que el dinero puede comprar.

Solo queda decir: Pedro León Zapata, siempre serás recordado.

Texto: Victor Goncalves

Ilustración: Rayma

Noticias Relacionadas:

- Tagged: , , - no comments